Desechos que se pueden utilizar de nuevo

Desechos que se pueden utilizar de nuevo

Desechos que se pueden utilizar de nuevo

Además de poder utilizar los restos de la cocina para la pila de compostaje, hay otros usos que les podemos dar, ya sea para cocinar o hacer tareas útiles en nuestra casa. Reutilizar no es solo reducir los deshechos, pues los orgánicos son los que menos contaminan. Es también evitar comprar productos que los podemos sustituir con cosas que en la cocina tiramos a la basura con frecuencia.


La leche en mal estado

No tires la leche que se ha agriado, porque hay varias utilidades con las cuales se puede aprovechar. Hay algunas recetas de cocina que utilizan esta leche, pero si prefieres no arriesgarte, haz brillar con ella los cubiertos. Remójalos en la leche agria toda la noche y al día siguiente, lávalos.

Las cáscaras de los plátanos

Con las cáscaras de los plátanos se prepara un vinagre natural muy bueno. Solo debes utilizar las que no estén negras, por eso puedes darle uso a las cáscaras que te han sobrado de alguna preparación.

El agua de los huevos duros

Hay quienes usan como abono las cáscaras de los huevos crudos, pero esta demora mucho tiempo en proporcionar calcio a las plantas. En su lugar, riega las macetas con el agua de los huevos duros fría, pues es un buen fertilizante natural.

Las cáscaras de las manzanas

Con las cáscaras de las manzanas puedes preparar un té aromático maravilloso. Para ello, colócalas en una fuente de horno y hornea a fuego bajo, con la puerta abierta, para que se sequen lentamente. Una vez secos, envásalos en un frasco junto con una ramita de canela.Cáscaras de manzana

La corteza del queso

Antes de reutilizar las cortezas del queso debes asegurarte que sea un queso natural. La corteza no puede contener pinturas, plástico, parafinas o conservantes, especialmente natamicina (E235), el que se usa frecuentemente en los quesos y es tóxico.

Las cortezas del queso orgánico se pueden guardar para triturar y hacer un queso rallado. También se pueden picar finamente y guardar para cocinar, (por ejemplo, para agregar a una sopa crema).

Las cáscaras de las patatas

Con las cáscaras de las patatas bien lavadas puedes hacer chips en el horno. Solo debes quitarles todas las partes de ojos y brotes, cortarlas en tiritas y hornearlas con aceite de oliva, sal y albahaca.

El tallo del brócoli (o de la coliflor)

El tallo del brócoli está lleno de nutrientes y lo puedes picar y hervir para agregar a las preparaciones de verduras o a las sopas, especialmente la sopa crema de brócoli.

Las cáscaras de cítricos

Las cáscaras de los cítricos tienen un sinfín de usos en la cocina. Puedes usarlas para darle sabor a los bizcochos y las galletas, rallarlas en la ensalada o en el agua para beber.

Las hojas y restos de verduras

No tires las hojas de las verduras y hortalizas, pues casi todas ellas se pueden comer. Un buen uso para darles es agregarlas a los batidos de frutas y verduras. Utiliza unas hojas de remolacha, de brócoli o zanahoria para hacer un desayuno más nutritivo.

Sobras de condimentos

Si te han quedado sobres de condimentos con un poquito aquí y otro poquito allá, haz un frasquito decorativo para la cocina. Vierte un resto de granos, luego un resto de pimentón, a continuación, cúrcuma… Ve combinando los colores y al finalizar, cierra el frasco.