Conclusiones sobre la contaminación

Conclusiones sobre la contaminación

Conclusiones sobre la contaminación

La contaminación atmosférica sigue siendo una de las principales amenazas ambientales para la salud en Europa y cada año provoca más de 400 000 muertes prematuras en la UE. Viene a continuación la contaminación acústica, responsable de 12 000 muertes prematuras, seguida de los efectos del cambio climático, en particular las olas de calor.

La carga de la contaminación y los efectos del cambio climático varían a lo largo de Europa, con diferencias claras entre los países del este y los del oeste del continente. La proporción más elevada de muertes nacionales atribuibles al medio ambiente se registra en Bosnia y Herzegovina (27 %) y la más baja, en Islandia y Noruega, con un 9 %.

Las comunidades marcadas por carencias sociales tienen que enfrentarse, por lo general, a una triple carga de pobreza, entornos de peor calidad y peor salud. Las comunidades más pobres con frecuencia se encuentran expuestas a niveles más elevados de contaminación y ruido, así como a altas temperaturas, a la vez que las condiciones sanitarias preexistentes incrementan la vulnerabilidad a los riesgos ambientales para la salud. Se requieren medidas específicas con el fin de mejorar las condiciones ambientales de las personas más vulnerables en Europa.

Las personas se encuentran expuestas a múltiples riesgos en todo momento, como la contaminación atmosférica, del agua y acústica, además de los productos químicos, que se combinan y en algunos casos actúan al unísono con efectos sobre la salud. Las ciudades de la Unión Europea son particularmente vulnerables a estas amenazas múltiples a la vez que cuentan con menos acceso a espacios verdes o a ecosistemas acuáticos.

Las investigaciones en curso analizan las relaciones entre la actual pandemia de COVID-19 y las dimensiones medioambientales. Se considera que el virus responsable de la COVID-19 «ha saltado entre especies», desde los animales hasta los seres humanos, una consecuencia imprevista de la presión que el consumo creciente ejerce sobre nuestros sistemas naturales. En relación con el impacto de la COVID-19 en las comunidades, las pruebas iniciales indican que la contaminación atmosférica y la pobreza podrían guardar relación con unas mayores tasas de mortalidad. Es necesario seguir investigando para esclarecer estas interacciones, de acuerdo con una evaluación inicial del informe.

Tags

Compartir